MORINGA puede ser usado como un rociado foliar para incrementar el crecimiento de la planta y como abono verde para mejorar la fertilidad del suelo.


Investigación de BIOMASA sobre el moringa

En el proyecto BIOMASA, un programa de investigación agrícola localizado en Nicaragua,   se ha estudiado el marango por más de seis años. Los investigadores han encontrado evidencia, por ejemplo, de que el MORINGA puede ser usado como un rociado foliar para incrementar el crecimiento de la planta y como abono verde para mejorar la fertilidad del suelo. Lowell Fuglie resumió algunos de los hallazgos más importantes de BIOMASA en un informe del cual se presentan extractos a continuación: 

   BIOMASA ha descubierto que el extracto de hoja de MORINGA contiene una hormona de crecimiento para las plantas. Fuglie escribe, "El jugo extraído de las hojas frescas de  MORINGA puede ser usado para producir una hormona de crecimiento para las plantas efectiva [contenido en el rociado]  incrementando los rendimientos en un 25-30% para casi cualquier tipo de cultivo: cebollas, pimientos, soya, maíz, sorgo, café, té, chile, melón. . . . Una de las sustancias activas es la Zeatina: una hormona de plantas del grupo de las citoquinonas. Este rociado foliar debe ser usado además de (y no en vez de) otros fertilizantes, riego apropiado y practicas agrícolas efectivas.     

"En una prueba, el uso de esta hormona [rociado] incrementó los rendimientos del maíz de 60 a 130 sacos por hectárea. Usando esta hormona [rociado], BIOMASA fue capaz de cultivar café a 30 metros de altitud. 

 Fuglie describe como fue elaborado el rociado en BIOMASA:

"a) Elabore un extracto moliendo vainas jóvenes de MORINGA (no más de 40 días de edad) con un poco de agua (cerca de 1 litro por cada 10 kgs de material fresco).

"b) Filtre los sólidos para extraerlos de la solución. Esto puede hacerse colocando la solución en una tela y exprimiendo el líquido. La materia sólida, que contiene un 12-14% de proteína, puede ser usada como alimento para el ganado.

"c) Diluya el extracto con agua en una proporción de 1:32 directamente sobre las plantas (si el extracto no va a ser usado en las siguientes cinco horas, es mejor almacenarlo en un congelador hasta que se vaya a utilizar). Aplique alrededor de 25 ml por planta.

 

El rociado foliar debe ser aplicado [a partir de] 10 días después de que las plantas emergen, y nuevamente cerca de 30 días antes de que las plantas comiencen a florecer, nuevamente cuando aparezcan las semillas y otra vez durante la fase de maduración."