· 

Cùrcuma què es y para que sirve

Que es la Cúrcuma y que beneficios tiene para la salud?

 

Cúrcuma
Cúrcuma

La cúrcuma es sin duda una de las especias más apreciadas, elemento imprescindible de la cocina india, ingrediente central del curry, la prodigiosa mezcla de especias que aromatiza tantos y tantos guisos de la cocina oriental. Tiene un sabor intenso, algo amargo, picante –que a algunos les recuerda a la mostaza–, y un color amarillo dorado que hace de ella un condimento perfectamente identificable.

La cúrcuma en la India está íntimamente ligada a diversos rituales de profundo arraigo social. Se considera un símbolo de salud y de prosperidad, así como un purificador físico y espiritual. En la tradición hindú es costumbre, sobre todo en las mujeres, marcarse la frente, sobre el entrecejo, con un círculo rojo, negro, o dorado, como un símbolo de virtuosismo, pureza y observancia religiosa, así como de culto a la divinidad Shakti, la energía primordial del Universo. Estos símbolos, que representan un tercer ojo, se conocen como bindi en el caso de las mujeres, y tilaka o tikka en el caso de los varones, y en muchos casos utilizan polvos de cúrcuma, sándalo, carbón o arcilla, para teñir de color las cenizas.

La cúrcuma está profundamente arraigada en la práctica ayurveda y en el sistema Siddha de la medicina tradicional india. Se destina a tratar los dolores reumáticos, a aliviar los problemas digestivos y hepáticos, y como un tónico energético y reconstituyente.

Cómo es la cúrcuma y dónde se encuentra

La cúrcuma Curcuma longa y la especie afín, la cúrcuma de Java Curcuma xanthorrhiza, pertenecen a la misma familia que otra especia emblemática, el jengibre, las zingiberáceas. El nombre de cúrcuma procede del árabe clásico kurkum, que significa 'amarillo', posiblemente en alusión al azafrán, y es que en la India se la conoce también como el azafrán indio, pero también con otros nombres vernáculos 

como haludharidragauri, o el nombre inglés de turmeric.

Estamos ante una planta perenne, de hasta un metro de alto, de raíz tuberosa y hojas grandes, ovaladas y agudas, de color verde claro, que emergen del suelo. Las flores, que pueden ser de color blanco, amarillo pálido, o púrpuras, según la variedad, aparecen en inflorescencias apretadas, protegidas por brácteas.

La parte medicinal de la cúrcuma son las raíces tuberosas o rizomas, que consisten en uno principal, de forma ovalada, y rizomas secundarios de forma cilíndrica, tiernos, y color amarillo por fuera, anaranjado por dentro. Los rizomas se cosechan en otoño, una vez se han marchitado las hojas. A continuación se hierven para poder eliminar la corteza, se dejan a secar entre cinco y siete días, para a continuación ser reducidos a polvos con la molienda.

Su origen es incierto, pero se cree que procede del Asia sudoriental. Hoy día se cultiva principalmente en la India, China y Vietnam, pero también en Indonesia, Brasil, Nicaragua, Perú, y las islas Hawái, entre otros. La cúrcuma de Java es originaria de esa isla indonesia.


Principios activos de la cúrcuma


El característico color amarillo dorado de la cúrcuma le viene dado por una materia colorante, la curcumina, a la que se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes . Pero no es la única sustancia terapéuticamente activa que contiene.


Sus principios activos, de gran importancia medicinal, se utilizan en cosmética a modo de mascarillas con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

En las últimas tres décadas se han publicado más de cinco mil artículos sobre esta especia o sobre alguno de sus componentes, informando sobre investigaciones in vitro, y también con personas, lo que pone de manifiesto su alto potencial terapéutico.

Los principios activos de la cúrcuma que le confieren su importancia medicinal y curativa son los siguientes:

  • >Curcuminas y curcumoides, sustancias colorantes que presentan efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
  • >Cetonas sesquiterpénicas, como el turmerol.
  • >Aceite esencial, con zingibereno, borneol y cineol, con efectos tónicos y estimulantes.
  • >Polisacáridos.
  • >Sales minerales, como hierro y potasio.
  • >Ácidos valérico y caprílico.
  • >Principios amargos.
  • >Resinas.

16 Beneficios de la cúrcuma para la salud

La cùrcuma ayuda a cuidar el corazòn, el hìgado y las articulaciones


 

        Para empezar, la cúrcuma destaca como una planta digestiva. Te ayuda a digerir bien los alimentos, te alivia la sensación de empacho, la dispepsia o indigestión y previene la formación de gases y flatulencias.

  • Asociada a plantas astringentes, es útil en caso de diarreas provocadas por inflamaciones gastrointestinales, intoxicaciones o alergias
  • .Se ha indicado como un sustituto natural de determinados fármacos antiulcerosos de síntesis para aliviar las úlceras gástricas y gastroduodenales. La cúrcuma incide sobre la mucosa gastrointestinal, y contribuye a reparar el tejido dañado
  • Actúa como un excelente antiinflamatorio estomacal e intestinal, muy adecuado en caso de gastritis y gastroenteritis, pero también como apoyo en el tratamiento de la pancreatitis y el colon irritable.
  • Mejora y estimula la producción de bilis por su alto efecto colerético, y favorece la metabolización de las grasas. La curcumina, que no es soluble en agua, tiene una gran capacidad lipofílica –de absorción de grasas–, que son metabolizadas sin problemas y excretadas con las heces.
  • Es útil para ayudar a perder peso, de nuevo por su facilidad para movilizar las grasas y metabolizarlas. La curcumina, asimilada en la dieta, puede limitar la extensión del tejido graso, inhibiendo el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos o angiogénesis, y por ello se incluye en terapias de adelgazamiento.
  • Tiene un efecto descongestionante a nivel hepático; restaura las células hepáticas y ejerce una acción protectora sobre el hígado. Está indicada en caso de alteraciones hepatobiliares, hepatitis leve, y para el tratamiento de coleocistitis o piedras en la vesícula.
  • La cúrcuma es una buena aliada en caso de reumatismos diversos, como artritis y artrosis, con la ventaja de que a diferencia de otros antiinflamatorios, no genera daños en las mucosas gástricas. Se le atribuye una alta capacidad para reducir la histamina en los procesos inflamatorios, puede estimular la actividad de dos enzimas (glutation transferasa y glutation peroxidasa), que son responsables de regular la reacción del organismo ante un proceso inflamatorio, facilitando la necesaria eliminación de los materiales de deshecho. Su acción antiinflamatoria se considera comparable al famoso iboprufeno.
  • Se le atribuye un moderado efecto hipolipemiante, que puede ayudar a bajar los niveles de colesterol LDL y de triglicéridos en sangre.
  • Por su poder antioxidante y como antiagregante plaquetario, la cúrcuma, consumida de manera regular, puede prevenir la aparición de dolencias cardíacas, como embolias y arteriosclerosis.
  • La curcumina y otros principios activos de la cúrcuma ofrecen protección ante el ataque de los radicales libres, detienen la oxidación celular en órganos vitales como el riñón, el hígado o el corazón.
  • Los extractos de cúrcuma se han ensayado en tratamientos antitumorales, para reducir la aparición de células cancerígenas en la piel, la boca y los intestinos por su capacidad antioxidante. Ha sido empleado como complemento de la quimioterapia, al potenciar la eficacia de determinados medicamentos antitumorales. Se han publicado diversos estudios científicos al respecto, y aún queda un largo camino por explorar.
  • Por vía externa, la cúrcuma muestra una potente acción desinflamatoria sobre mucosas bucales y epidérmicas, sobre úlceras, llagas, quemaduras y picaduras de insectos.
  • Se le atribuye un efecto rejuvenecedor de la piel, ayuda a eliminar las toxinas, y a mantener la piel sana y libre de impurezas.
  • En la práctica ayurveda, los polvos de cúrcuma se diluyen en agua caliente y se aplican en forma de gargarismos para aliviar la irritación de garganta, o bien en forma de pasta densa, para favorecer la cicatrización de heridas y quemaduras.
  • La cúrcuma como especia, por su sabor intenso, puede ser una buena ayuda para personas afectas de trastornos neurológicos para potenciar el sentido del gusto, que pueden tener mermado.

Cómo se toma la cúrcuma: consejos de uso

La cúrcuma se presta a diferentes formas de presentación:

El principal componente de la cúrcuma, la curcumina, de manera aislada no se absorbe bien por el organismo, apenas incide sobre nuestros tejidos antes de ser excretado, en cambio sí se absorbe bien cuando se consume entera, en polvos, o en extractos concentrados.

La cúrcuma se presta a diferentes formas de presentación:

  • >En polvos, como condimento culinario, con el que aromatizar platos y guisos diversos
  • >En polvos micronizados –las partículas reducidas al máximo posible–, dosis de 100 mg diarios.
  • >En infusión de los polvos, generalmente asociada a otras plantas, 20 g por litro de agua, tres vasos diarios en tratamientos discontinuos.
  • >En extractos líquidos, concentrados.
  • >En tintura, de 50 a 80 gotas al día en tres o cuatro tomas, mejor si las mezclas con zumo de frutas.
  • >En jarabe, con zumo de limón, para ayudar a perder peso y como desintoxicante.
  • >Suplementos de curcumina asociados a complejos de fosfolípidos o de oligoelementos que favorecen su absorción, unos 500 mg diarios en tres dosis.
  • >En cápsulas
  • >Aceite de cúrcuma, aplicado externamente sobre la piel inflamada, como fungicida o repelente de insectos, pero también en masaje sobre miembros doloridos a causa de inflamaciones reumáticas y contracturas musculares.
  • >Cataplasmas de cúrcuma para curar el acné y sobre otras impurezas de la piel.
Cúrcuma (Capsulas)
Cúrcuma (Capsulas)

Escribir comentario

Comentarios: 0